Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Moda y «nueva normalidad», ¿oportunidad o crisis?

¡Hola a todo el mundo! Espero que estéis pasando un verano estupendo dentro de las circunstancias tan atípicas que vivimos. Hoy os traigo un post sobre el impacto de la pandemia en la industria de la moda. Aunque este tema puede alargarse para varias entradas más, voy a intentar resumir las dificultades que está afrontando el sector y las soluciones que este ya ha puesto en marcha. Ojalá os guste.

Está claro que la situación que todos esperábamos que fuese temporal ha venido para quedarse. Por lo que en nuestra mano está aprender a convivir con las nuevas circunstancias y adaptarnos o quedarnos estancados en lo que considerábamos «normal». La industria de la moda es uno de los innumerables sectores que ha tenido que hacer frente al tan sonado «renovarse o morir», viéndose obligada a redefinir el modelo de negocio y apostando, sobre todo, por la sostenibilidad. Además, la pandemia no ha puesto en riesgo solamente a las marcas emergentes, sino que las grandes casas de lujo ya consolidadas se han visto amenazadas por una situación que nadie ha sabido manejar sin que le temblara el pulso.

En las primeras semanas de confinamiento vimos como diferentes marcas alrededor del mundo se volcaban para ayudar en lo que fuera necesario, sin pararse a pensar en su propia producción ni en las ventas de la temporada. Un ejemplo de ello fue Louis Vuitton al poner en marcha sus talleres para fabricar batas destinadas al personal sanitario, en Dior elaboraban gel desinfectante, Gucci y Armani donaron fondos y material a los hospitales, y un largo etcétera que demuestra que el COVID-19 ha servido para sacar a relucir nuestra parte más solidaria y desinteresada. Pero pasaban los días y se iba haciendo cada vez más complicado ver la luz al final del túnel. Como consecuencia, el sector textil comenzó a afrontar los problemas que habían surgido a pesar de la incertidumbre de la situación.

En relación con los desfiles, el goteo constante de casos positivos de coronavirus en ciertas zonas de Italia coincidió con el comienzo de la semana de la moda de Milán. Esto propició un ambiente diferente en los shows -había que sustituir los besos y los abrazos por otras maneras de saludar- y también obligó a modificar las agendas de muchos espectadores que decidieron volver a sus países de origen. También llegaron las temidas cancelaciones y algunas firmas como Giorgio Armani decidieron presentar sus colecciones sin público, lo que supuso eliminar una de las principales características de la Fashion Week: la burbuja de exclusividad y glamour que envuelve a sus asistentes. Gucci, Prada o Chanel han comunicado la suspensión de sus desfiles crucero y han dado un mensaje esperanzador diciendo que están trabajando en un formato diferente. También nos quedaremos sin los desfiles de hombre en Londres, París y Milán. Los cuales se rumorea que se realizaran en septiembre junto a los de mujer (en el caso de que se llevaran a cabo). Y la alta costura se ha suspendido de forma indefinida según informaba la Federación de alta costura y moda francesa. Estos son ejemplos suficientes para ver que el modelo de negocio de uno de los sectores más importantes del mundo está pendiendo de un hilo. Ahora las firmas están enfocadas en la búsqueda de nuevas maneras de presentar sus colecciones a clientes que durante la semana de la moda, en condiciones normales, podían llegar a gastarse hasta 100.000€ por prenda.

Es cierto que la semana de la moda de Shanghái ha puesto a prueba los desfiles online con un éxito totalmente inesperado: hasta 800 millones de espectadores activos con posibilidad de interactuar con las firmas de moda sin límite de espacio ni de tiempo (aunque cabe añadir que el continente asiático nos saca muchos años de ventaja en cuanto al uso de las herramientas informáticas). Sin embargo, por muy bien que se desenvuelvan las marcas en las plataformas online, es imposible mantener un vínculo de confianza y exclusividad con los compradores si no hay encuentros presenciales. Por lo tanto, el objetivo ahora es elaborar nuevas estrategias de negocio, con posibles cambios en la organización de los calendarios de la temporada de desfiles (hasta ahora demasiado extensos). Lo que está claro es que estos no van a desaparecer, van a reinventarse, pero son el espejo del momento económico y social por el que la industria pasa en cada temporada y es inviable suprimir el aura que envuelve a los shows, cosa que ha convertido a algunos de ellos en verdaderos hitos de la historia de la moda.

Otra cuestión relevante que el confinamiento y la»nueva normalidad» han puesto en entredicho es la forma en la que consumimos. Cada vez más gente está eliminando el hiperconsumo y el «comprar por comprar» de su vocabulario. Aunque es cierto que durante los meses de encierro en casa las compras innecesarias online han sido de lo más habitual, la tendencia actual es un consumo más responsable, ético y sostenible derivado tanto de la crisis económica como de la medioambiental. Según la revista Vogue España «la crisis de la COVID-19 abrirá una brecha que presentará una sociedad pospandemia con múltiples matices en la que la prioridad ya no será el consumo frenético de ropa barata de usar y tirar, sino una nueva forma de proconsumo esencial pero auténtico, sin duda, cargado de elecciones más responsables y concienciadas». Con el ejemplo de & Other Stories, que forma parte del grupo H&M, podemos ver alguna de las iniciativas que ya se han puesto en marcha para fomentar los nuevos hábitos de consumo. Esta marca ha presentado una línea de productos dedicada exclusivamente al cuidado de prendas de ropa; detergentes, sprays y otros artículos que te ayudarán a que tu ropa dure más tiempo y en buen estado.

Anna Wintour, editora jefe de la edición estadounidense de la revista Vogue opinaba sobre la situación en una entrevista con la cadena americana CNBC: “Creo que es una oportunidad para todo el mundo para frenar, producir menos, y de verdad hacer que el mundo se enamore de la creatividad y la pasión por la moda. Y quizá darle menos énfasis a las cosas que se mueven tan rápido y un énfasis en lo que es siempre nuevo”. Considero que es una opinión compartida por los dirigentes de las firmas de lujo, de las firmas lowcost, por los consumidores… y por todo aquel amante de la moda que sabe entender y valorar las circunstancias que hay detrás de cada producto.

En definitiva, el confinamiento nos ha hecho reflexionar sobre lo que nos hace felices y lo que no, sobre lo poco que importan las cosas materiales cuando te falta el abrazo de las personas que más quieres y, también, sobre la importancia de apreciar el presente puesto que no sabes en qué momento tu vida puede dar un cambio radical. Todos y todas nos hemos parado a asimilar y aceptar la situación para después decidir de qué manera seguir adelante. Y lo mismo ha hecho la industria de la moda, optando por una perspectiva esperanzadora que está motivando a las firmas a mirar por el bien de quienes las componen, por el bien del medioambiente y por el bien de los consumidores ofreciéndoles productos y experiencias que compensen su apoyo incondicional.

¡Muchísimas gracias por haber llegado hasta aquí! Si quieres saber más de mi búscame en Instagram: https://www.instagram.com/anarroniss/?hl=es y en Twitter: https://twitter.com/arronisseva. Besossss ❤

La alfombra ‘verde’ de Los Oscars

Últimamente, lucir estilismos deslumbrantes en eventos de gala no es incompatible con tener conciencia suficiente sobre la delicadeza del estado actual de nuestro planeta. La moda, la industria más contaminante del mundo después de la petrolera, es una manera de expresión a través de la cual las celebridades más influyentes deberían transmitir mensajes que hagan reflexionar al público. Cosa que, por suerte, ha ocurrido en la alfombra roja de la 92º edición de los premios Oscars, uno de los eventos más mediáticos del panorama cinematográfico. Dicha iniciativa viene motivada por la petición de la organización de los pasados premios Bafta a sus invitados de que se vistieran para la ocasión con trajes y vestidos reutilizados de eventos anteriores, o bien que las prendas diseñadas exclusivamente para la gala fueran respetuosas con el medio ambiente.

Ante la preocupación por el problema global que supone la contaminación, algunas celebrities optaron por hacer memoria y rescatar diseños vintage de los archivos de las grandes firmas de alta costura para Los Oscars. Este fue el caso de Penélope Cruz o Margot Robbie. La primera dio una segunda vida a un diseño de Chanel Alta Costura estrenado en la pasarela de la colección primavera-verano 1995. Era evidente quién firmaba el vestido, pues cuenta con dos elementos indiscutiblemente atribuidos a la casa francesa; las perlas y una hermosa camelia en el escote.

Penélope Cruz by Chanel. Vogue

Margot Robbie también confió en los clásicos de Chanel, y lució un sencillo vestido negro con escote en forma de corazón de la colección primavera-verano 1994 que diseñó, el entonces director creativo, Karl Lagerfeld. Una pieza histórica recordada por un broche en color blanco con una voluminosa piedra azul en el escote.

La actriz Jane Fonda, no dudó en unirse a la causa. Además, había sido protagonista de varias polémicas por haber sido varias veces arrestada en protestas contra el cambio climático. Ella no optó por un diseño vintage, sino que se vistió con el mismo vestido que llevó en el festival de Cannes de 2014. Se trata de un espectacular diseño de Elie Saab repleto de lentejuelas rojas y sutiles transparencias. Lo combinó de manera muy acertada con su nuevo corte de pelo de estilo pixie en color gris.

Alegando el argumento de que cuando una prenda te gusta debes ponértela todas las veces que quieras, Elizabeth Banks se enfundó en un diseño rojo de Badgley Mischka que ya llevó en 2004 durante la famosa fiesta que Vanity Fair organiza cada año tras los Oscars. La misma premisa fue seguida por el actor Joaquin Phoenix, quien lució el mismo esmoquin que en los Globos de Oro. Dicha prenda estaba firmada por la diseñadora británica Stella McCartney, la cual ha afirmado que se siente muy orgullosa de colaborar en la lucha por reducir el fatal impacto de la industria textil y fomentar del uso de piezas reutilizables.

Uno de mis favoritos fue el maravilloso vestido rojo de Louis Vuitton en satén de seda diseñado para Kaitlyn Dever. Su elaboración estaba aprobada por Red Carpet Green Dress, una asociación fundada por mujeres comprometidas con la sostenibilidad medioambiental dentro del mundo de la moda. Además, el colofón del look eran unos zapatos de plataforma firmados por Aldo, marca que cuenta desde 2017 con el certificado de neutralidad climática por conseguir compensar el 100% de sus emisiones de carbono.

Kaitlyn Dever by Louis Vuitton. Vogue

Otro estilismo que destacar es el de Saoirse Ronan, nominada a mejor actriz por Mujercitas. Esta apostó por reutilizar el mismo tejido negro del vestido de Gucci que lució en los premios BAFTA, al cual dio un toque diferente añadiéndole unos dramáticos volantes para dar volumen en la cintura. Continuando con la opción de los materiales sostenibles, Olivia Colman eligió un diseño de Stella McCartney confeccionado con terciopelo sostenible. A lo que hay que sumarle la fantástica elección de utilizar para los accesorios diamantes éticos, es decir, que han sido cultivados en un laboratorio, por lo que no causan daños ni a las personas ni al medio ambiente durante su proceso de producción.

En definitiva, estos han sido algunos de los ejemplos de personajes públicos que han conseguido fusionar su trabajo con la colaboración en la lucha contra el cambio climático, en este caso. Este año la alfombra roja de los Premios Oscars ha sido el escaparate perfecto para que actores y actrices hayan hecho al público caer en la cuenta de la urgencia con la que se debe tratar el asunto de la constante decadencia del medio ambiente. Personalmente, me parece un acto muy necesario y que se debe seguir llevando a cabo ya sea en este tipo de eventos o en la vida cotidiana de cualquiera. Además, así de demuestra como la moda va mucho más allá de la superficialidad con la que a veces se la identifica, ya que detrás de cada diseño hay unos valores determinados que definen el espíritu de cada marca.

GALERÍA DE IMÁGENES

Jane Fonda by Elie Saab
Margot Robbie by Chanel. Vogue
Elizabeth Banks by Badgley Mischka

Joaquin Phoenix by Stella McCartney
Olivia Colman by Stella McCartney

Muchísimas gracias si has llegado hasta aquí, espero que hayas disfrutado leyendo esta entrada tanto como yo escribiéndola. El agobio de los exámenes no me había dejado tiempo para dedicarle al blog, pero tengo muchas ganas de subir entradas interesantes. Me encantaría que me dijerais qué os está pareciendo y sobre lo que os gustaría que escribiera.

Búscame en Instagram y Twitter como @anarroniss si quieres conocerme un poquito más. Besos!

La huella que 2019 deja en la moda

Se acerca fin de año, y es el momento en el que todos echamos la vista atrás y recordamos los momentos que definen nuestro año. Unos buenos y otros no tanto, pero al fin y al cabo lo importante es valorar los mejores y aprender de los difíciles. Lo mismo ocurre en el mundo de la moda, y en este post me gustaría mostraros algunos de los momentos que, para mí, estarán presentes cuando recuerde este año 2019.

Las colaboraciones más rompedoras

Prada rompió todos nuestros esquemas cuando, a través de un post en las redes sociales, confirmaba una colaboración con Adidas, la popular firma deportiva. Se trataba de un dúo de bolso y zapatillas que homenajea dos clásicos de ambas firmas en una edición limitada de 700 unidades disponibles a partir del 4 de diciembre. Un revival de las zapatillas más emblemáticas de adidas Originals, lanzadas originalmente en 1969 y que sigue siendo un estandarte dentro del estilo de Adidas. La colaboración supone un guiño a los 50 años de Superstar, un icono del estilo que ha traspasado fronteras y generaciones a lo largo de cinco décadas. Junto a las zapatillas se ha creado el bowling bag de Prada para Adidas en blanco, con una correa de nylon deportiva y los logotipos de Prada y adidas Originals.

La casa de lujo no ha sido la única en sorprender este año, el 24 de noviembre en Roma Giambattista Valli dejaba volar la imaginación mostrando en un desfile su colección para H&M, con el objetivo de acercar la moda de alta costura a cualquier tipo de público.

Adidas x Prada
Giambattista Valli x H&M


La despedida de Karl Lagerfeld

El 22 de enero de 2019 fue la primera vez que Karl Lagerfeld no salía a saludar al final de un desfile de Chanel. Casi un mes después, los peores presentimientos se confirmaron y se anunció la muerte del káiser el 19 de febrero. 35 años al frente de Chanel como director creativo y su paso por otras firmas como Balmain y Chloé lo han convertido a lo largo de las décadas en una de las personas más influyentes de la historia de la moda. En otro post que puedes visitar en el blog, podrás conocer más en profundidad el legado que el diseñador ha dejado en la industria. Su carrera será, sin lugar a dudas, inolvidable.

Jennifer Lopez recupera su icónico Versace

El vestido que JL lució durante la gala de los Grammy de los años 2000, reapareció 19 años después el pasado septiembre durante la Semana de la Moda de Milán clausurando la pasarela de Versace de la mano de Donatella Versace. El conocido como Jungle Dress, con menos tela todavía que la versión original, ha sido una de las noticias más comentadas de las redes sociales. En su momento, no solo fue un hito que fusionó música y moda, también modificó Internet. Serguéi Mijáilovich Brin y Larry Page, fundadores de Google, verificaron que el vestido se había hecho viral (antes de que existiera el término) y que su herramienta más poderosa necesitaba una sección exclusivamente de imágenes por el aluvión de búsquedas que había recibido: así nació Google Imágenes.  No cabe duda de que no pasa un año sin que Jennifer Lopez protagonice algún hito de la historia de la moda.

JL y Donatella Versace cerrando el desfile Milan FW 2019

Victoria’s Secret cancela su show anual

El desfile, lanzado por primera vez en 1995, ha sido durante décadas uno de los más esperados, comentados y difundidos de la historia. Pero la sociedad en la que vivimos ha evolucionado en muchos aspectos, y uno de ellos, por suerte, es la inclusión en los desfiles de moda de modelos con diversos perfiles y fuera del canon de belleza habitual. Victoria’s Secret nunca había apostado por esta idea, cosa que le ha pasado factura quedándose muy atrás en la industria y sufriendo importantes pérdidas económicas. Por esta razón, este 2019 anunciaban que no se realizaría el famoso show argumentando que «es importante evolucionar en el marketing de la firma». Ojalá nos sorprendan en el próximo 2020 con una nueva filosofía que no haga que ninguna mujer se sienta excluida.

Adolfo Dominguez, Premio Nacional de Moda 2019

«Por su significación en la historia contemporánea de la moda española» y destacando » una importantísima expansión internacional, en el que se le reconoce su capacidad y sensibilidad para difundir el diseño y creación de moda española» el jurado del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte anunciaba el 8 de noviembre que el diseñador Adolfo Dominguez sería galardonado con el Premio Nacional de Moda de este año. El premio reconoce a un creador o a un colectivo susceptible de ser considerado como creador, por su obra hecha pública o realizada el año anterior. También, en determinados casos , como reconocimiento a una trayectoria profesional. Dicha decisión, fue muy aplaudida en la industria de la moda nacional.

Adolfo Dominguez , diseñador español

El adiós al diseñador Andrés Sardá

Andrés Sardá, el diseñador que transformó la lencería femenina en la década de los 60, fallecía el pasado 16 de septiembre a los 90 años. Él creó un universo centrado en la ropa interior que supuso toda una revolución para la época y todo un símbolo de la liberación femenina. Es considerado un pionero de la industria con una visión única que ahora abandera su hija Nuria, al frente de la firma.

Andrés Sardá, diseñador español

Las bodas más comentadas del año

Programadas o por sorpresa, no hay año sin una o varias bodas señaladas en el calendario de los celebrities. De este 2019 no podemos olvidar la celebración por todo lo alto de la unión entre la actriz Sophie Turner, vestida de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton, y el cantante Joe Jonas. Muy mediática también por el reciente anuncio de la vuelta de la adorada boy band: Jonas Brothers. Aunque no hayan esperado hasta que la muerte los separe para poner fin a su amor, este año también fuimos partícipes de la boda de Miley Cyrus y Liam Hemsworth, ya separados. Y, por supuesto, una de las más mediáticas y esperadas de 2019: la boda de Hailey, con un increíble diseño de Virgil Abloh, y Justin Bieber. Yo he vivido cada una de ellas con una ilusión digna de una fanática de las bodas, y he disfrutado descubriendo los vestidos de novia y todo su proceso de diseño. Todas las celebraciones nos han dejado estilismos icónicos que ya son historia de la moda.

Hailey y Justin Bieber
Sophie y Joe Jonas

Muchísimas gracias si has llegado hasta aquí, espero que hayas disfrutado leyendo esta entrada tanto como yo escribiéndola y que acabes el 2019 con el mejor sabor de boca para empezar el nuevo año con la ilusión que se merece.

Búscame en instagram y Twitter como @anarroniss si quieres conocerme un poquito más. Besos!

Ágatha Ruiz de la Prada

DISEÑADOR DEL MES

«No me gusta ser una mujer pija ni convencional ni pasar desapercibida».

Ágatha Ruiz de la Prada y Sentmenat es una diseñadora y empresaria madrilena, de las más longevas de la industria española. Nación en 1960, fruto de un matrimonio aristócrata. Ágatha cursó sus estudios de diseño de moda en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda de Barcelona. Y sus primeros pasos en la industria de la moda fueron trabajando como ayudante en el estudio madrileño del modisto Pepe Rubio. Tan solo un año después, Ágatha presentaba su primer desfile, y al siguiente abriría su primera tienda en Madrid. Su nombré empezó a sonar con fuerza en el Madrid de «La Movida». Desde entonces, ha seguido muy activa en la escena cultural y artística del país.

Además, ha sido la responsable de la proposición de una ley que iguala a hombres y mujeres en la sucesión de los títulos nobiliarios (sin incluir la Corona), cuyo inicio del trámite fue aprobado el 18 de octubre de 2005 por el Congreso de los Diputados, así consiguió la igualdad del hombre y la mujer en el orden de sucesión, por lo tanto los títulos son heredados por el primogénito independientemente de su sexo, para que pudiera suceder en los títulos de su tío. De esta manera heredó los títulos de su tío convirtiéndose en XIII marquesa de Castelldosríus grande de España y XXIX baronesa de Santa Pau. Aunque ella asegura ser «la persona más odiada dentro de la aristocracia» por lo ajustarse a las normas tradicionales.

Ágatha Ruiz de la Prada comenzó con su marca homónima en 1991, y actualmente ha expandido su gama de productos desde ropa de mujer hasta libros, pasando por cosméticos, muebles, lencería, accesorios para mascotas e incluso vestidos de novia. Su sello personal es realmente inconfundible.

Las creaciones de la firma exceden cualquier canon establecido en el mundo de la moda, y sus creaciones están indisociablemente unidas a la filosofía del arte como industria. Esto lo podemos comprobar gracias a que museos de arte contemporáneo como el de Madrid o París han expuesto sus colecciones convirtiéndolas en puro arte. Algunos ejemplos son: «Un jardín de corazones» Francia, 2009 y «Mestieri della Moda» Museo Correr, Venecia, 2013.

En su Universo, lo más característicos son los corazones, pero también predominan los colores vivos, los lunares y las rayas. En sus propias palabras: «las tendencias y algunos estilismos llegan a hacer sufrir a la mujer, pero para presumir no hay que maltratarse». Por esta razón, ella apuesta por una moda feliz, alegre cómoda. La cual contribuya a que lo extraordinario forme parte de nuestra vida cotidiana.

Destaco a Ágatha Ruiz de la Prada como una de mis diseñadoras preferidas ya que desde pequeñita me han encantado todas sus creaciones, desde los vestidos hasta el material escolar. Su filosofía me parece admirable y considero que aporta vida, positividad y un punto de vista realmente diferente a una sociedad excesivamente preocupada por no salirse de los estereotipos. Ver sus desfiles me inunda de creatividad y optimismo, consiguiendo que vea la moda como un juego en el que la única regla es que te empoderes con cada look que elijas. Muchos nunca le darían una oportunidad a la diseñadora puesto que piensan que es excesivamente infantil y poco seria, pero yo creo que hay que mirar más allá del estampado e intentar comprender el mensaje de la firma. Me parece un claro ejemplo de que si algo es tu verdadera pasión, lo llevas a cabo siguiendo al 100% tus convicciones, sin dejarte cegar por lo que más se lleva o lo que más vende. Demostrando así que el éxito está en no perder nunca la esencia que te define.

Primavera Verano 2018. Vogue
Otoño Invierno 2018. Vogue
Otoño Invierno 2019. Vogue
Primavera Verano 2019, NY Fashion Week
Otoño Invierno 2019, Colección by Cosima Martinez. Vogue

Cabe resaltar que Ágatha no pasa desapercibida a nivel internacional, y en 2015 Miley Cyrus escogió dos de sus vestidos para los MTV Video Music Awards. Así ella decía «Agathizarse», siendo una de las mejores representantes del espíritu de la firma.

Miley Cyrus con dos diseños de Ágatha Ruiz de la Prada. La Vanguardia

También ha recibido destacados galardones a lo largo de su carrera, como el «Premio Dedicación a la Moda» en 2010, el «Óscar al mejor vestuario por la película Papa Francisco: Un hombre de película en 2018 y, en ese mismo año, el «Premio Nacional de la Industria de la Moda, en la modalidad honorífica, en la categoría de diseñador de moda».

Búscame en instagram y Twitter como @anarroniss, si quieres conocerme un poquito más. Besos!

No hay moda sin arte, ni arte sin moda (I)

El proceso de creación de una obra de arte y de una prenda de alta costura es prácticamente el mismo; inspiración, minuciosa elaboración y posterior admiración del público. Cosa que se corrobora año tras año con exposiciones como la del MET de Nueva York, donde se contemplan prendas que, tras su paso por la pasarela, se convierten en obras de arte. Estas creaciones también se lucen en alfombras rojas y otros eventos de gran importancia en la industria.

Las casas de moda más prestigiosas siempre han colaborado de una forma u otra con el mundo del arte, provocando la simbiosis perfecta entre dos de las cosas más extraordinarias, en mi opinión, de las que puede disfrutar el ser humano. Lo podéis comprobar con las tres colaboraciones entre moda y arte que os enseño a continuación.

Dior y el surrealismo

En la temporada Primavera/ Verano 2018, María Grazia Chiuri, directora creativa de Dior, presentaba una colección de alta costura inspirada en el surrealismo. Esta corriente nació en los años 30 en el arte y la literatura, y se basa en lo inusual y en el mundo de los sueños. Tanto la escenificación de la pasarela como los diseños de las prendas, reflejan obras la corriente mencionada anteriormente. Aunque María Grazia se inspiró especialmente en Salvador Dalí, el cual ya había formado parte de la industria de la moda realizando diseños para la portada de Vogue.

Los tejidos, los diseños y la meticulosa elaboración consiguen que nos transportemos a un lugar sin limitaciones donde todos los sueños son posibles, al igual que lo haríamos observando un lienzo del surrealismo.

Fuente: Vogue
Models present creations by designer Maria Grazia Chiuri for Christian Dior’s Haute Couture Spring-Summer 2018 fashion collection in Paris, France, January 22, 2018.

Alexander McQueen y el arte Renacentista

Las colecciones de Alexander McQueen ya eran siempre una buena performance, pero una de sus más espectaculares creaciones fue la colección de alta costura Primavera/Verano 2010. Esta surgió por inspiración del mito de la Atlántida de Platón.

La Atlántida es un mito que cuenta la historia de una civilización perfecta, desarrollada con las últimas tecnologías que se acabó hundiendo en el océano. El diseñador dividió la colección entre la vida terrenal – totalmente inspirada en el Renacimiento- y la vida bajo el mar. La primera parte presenta una gran inspiración por parte de la naturaleza, las vírgenes renacentistas y el paraíso terrenal. Mientras que en la segunda parte Alexander McQueen juega con la caracterización alienígena y las formas que evocan al mundo marino.

Tras la muerte del diseñador, el Museo Metropolitano de Nueva York realizó una exposición sobre su trayectoria por haber dejado un legado de piezas únicas a la industria de la moda. Esto despertó el interés de muchas personas por ir a un museo a ver arte, pero no necesariamente en forma de lienzos o esculturas.

Fuente: Vogue
Fuente: Vogue
Fuente: Vogue

Rodarte y Van Gogh

Las hermanas Lauren y Kate Mulleavy son las mentes creativas detrás de la casa estadounidense, considerada una de las más atrevidas y vanguardistas del mercado. Ellas también apostaron por la combinación entre moda y arte en su colección Primavera/Verano 2012, la cual está inspirada en la obra del pintor postimpresionista Vincent Van Gogh. Vemos prendas teñidas con sus míticos girasoles o con formas y colores que nos recuerdan al cuadro ‘La noche estrellada’. De esta forma, la pasarela de Rodarte se transformó en un museo vivo.

Las flores dominan la colección, pero las hermanas Mulleavy también nos muestran su pasión por los paisajes donde los tonos naranja, amarillo, verde o dorado son los protagonistas.

Fuente: Vogue
Fuente: Vogue
Fuente: Vogue

Bueno, espero que este post os haya gustado tanto como a mi escribirlo. Moda y arte son dos de las cosas que más me apasionan, y que se puedan unir de las formas que os he mostrado arriba me parece fascinante. Esta no va a ser la única entrada sobre el tema, sino que escribiré sobre más colaboraciones próximamente. Si has llegado hasta aquí ¡muchísimas gracias!

Búscame en instagram y Twitter como @anarroniss si quieres conocerme un poquito más. Besos!

De ‘Friends’ a tu armario

Es indiscutible que si hoy en día te encantan las prendas vintage estás en tendencia. Los años 90 llevan ya varias temporadas siendo un estilo perseguido por muchos jóvenes que que han descubierto una nueva estética con la que jugar. Personalmente, adoro que el rollo noventero esté tan de moda, y que además no esté dispuesto a desaparecer pronto.

Os preguntaréis cómo ha llegado dicha tendencia a nuestro día a día, pues bien, en gran parte es por la influencia de series de televisión de la época a las que los ‘millennials’ y la ‘generación Z’ nos hemos aficionado bastantes años más tarde. Todas esas prendas que nuestras madres siempre nos han querido poner pero las cuales rechazábamos han pasado a encantarnos al verlas combinadas por Jennifer Aniston en el papel de Rachel o Courteney Cox haciendo de Monica en ‘Friends’, la mítica serie neoyorquina.

Los mom jeans de Monica

Ya no predomina la obsesión por encontrar prendas que definan nuestro cuerpo a la perfección. Sino que nos encanta buscar la comodidad y no por ello renunciar a vestir con estilo. Monica siempre ha sabido sacar el máximo partido a este tipo de pantalones para conseguir outfits desenfadados pero con un punto cool.

Mom jeans Pull and Bear

El little black dress de Rachel

Pieza mítica en cualquier armario. Este básico te puede salvar de muchas noches de fiesta en las que no encuentres nada que ponerte. En tu mano está combinarlo de una manera o de otra para lucir un look elegante, desenfadado o cañero. Lo encontramos con miles de variaciones, pero siempre manteniendo su esencia.

Little black dress Zalando

El cuello alto de Joey

No nos cansamos de ver a los chicos combinando unos pantalones de pinzas con un jersey cuello alto para una noche de fiesta, o simplemente con unos jeans. El cuello alto es una prenda que nuestras madres nos ponían para hacer frente al frío pero que todos odiábamos porque nos agobiaba. Y ahora, tanto chicas como chicos, salimos de compras buscando estas prendas en todos los tonos.

Jersey cuello alto Pull and Bear

El free the nipple

Ahora no me refiero a una prenda de ropa como tal, pero las chicas de ‘Friends’ ya nos anticiparon el movimiento free the nipple, es decir, llevar prendas sin sujetador y que no nos de ninguna vergüenza. Es algo que en los últimos años ha vuelto a resurgir y que, por suerte, estamos consiguiendo normalizar cada vez más.

El boho chic de Phoebe

Es cierto que no se puede encasillar a la particular Phoebe en un único estilo, pero de una manera o de otra siempre ha seguido una línea boho. La cual hacía suya dándole toques especiales a sus outfits con colgantes, anillos o incluso jugando con el peinado.

Vestido boho-chic Pull and Bear

Espero que os haya gustado tanto este post como a mi escribirlo.

Búscame en instagram como @anarroniss o en Twitter, @ana_arronis25, si quieres conocerme un poquito más.

Gracias!!

Karl Lagerfeld

DISEÑADOR DEL MES

Hola a todo el mundo! Hoy vengo a inaugurar el blog con una sección que me gustaría realizar mensualmente. En ella escogeré a un diseñador o diseñadora con relevancia en la profesión y os contaré un poquito de su vida y su trayectoria para que podáis tener un conocimiento más amplio sobre el tema. Espero que os guste.

En el mes de noviembre os presento a uno de mis mayores referentes en el mundo de la moda, Karl Lagerfeld. Fue un diseñador alemán considerado uno de los más influyentes del siglo XX. Por desgracia, falleció el 19 de febrero de 2019, a sus 85 años de edad, dejando a sus espaldas una trayectoria realmente admirable.

Lagerfeld comenzó su carrera profesional a los 16 años en la firma Pierre Balmain en París. En 1965 entró a trabajar como director creativo de Chloé, a la vez que empezaba a colaborar con la marca italiana Fendi, donde permanecería hasta su muerte. Pero el auge de su carrera no llegaría hasta 1983, cuando aterrizó en Chanel con el gran reto que suponía recuperar el legado de la gran Mademoiselle Coco, fallecida una década atrás. Consiguió mucho más que sus objetivos iniciales adaptando la esencia de la casa a los nuevos tiempos, esto unido a su innata creatividad e innovación. A su triunfo al frente de Chanel hay que sumar la creación, en 1984, de su proyecto más personal; su primera marca de moda. A la cual decidió bautizar con su propio nombre. En ella siempre ha mantenido una estética marcada por el predominio del blanco y negro, y se atrevió a extenderla en el sector del maquillaje o los perfumes. Además no solo diseñaba, sino que también fotografiaba, editaba e ilustraba sus propias campañas publicitarias. En definitiva, una persona polifacética cuanto menos.

Son muchas las musas que inspiraron su carrera, pero la modelo Inès de la Fressange fue su claro referente durante la década de los 80. Continuó haciendo equipo con grandes del mundo de la moda como Claudia Schiffer, Penélope Cruz, Kendall Jenner o Amanda Harlech, mujer a quien describía como «su segundo par de ojos». Su último desfile, que no puedo disfrutar, fue un homenaje en el cual se juntaron muchas de ellas para lucir la última colección creada por él de otoño-invierno 2019-2020.

Lagerfeld será recordado siempre por un sinfín de piezas atemporales, una gran atención a la importancia de la artesanía o la reinvención de clásicos como el Chanel 2.55, las perlas y los slingback. También conseguía convertir cada uno de sus desfiles en un espectáculo que iba mucho más allá de las prendas, creando escenarios y temáticas que enamoran a cualquiera.

Para acabar, os dejo una de mis citas favoritas del diseñador: «la personalidad empieza donde las comparaciones terminan». En ella nos anima a tener una visión propia del mundo para no caer en los tópicos y así poder hacerlo todo a nuestra manera. Sin duda esta fue una de las claves de su éxito, pues su identidad es reconocible en todo el mundo.

Karl Lagerfeld con sus emblemáticas gafas de sol y su melena recogida en una coleta baja.
Chanel otoño-invierno 2019/20
Línea de maquillaje de Karl Lagerfeld

¿Qué hago aquí?

Hola! Soy Ana María Arronis Seva, estudio un doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Miguel Hernández de Elche y mi mayor sueño es aportar mi punto de vista al mundo de la moda. Por ese motivo me he atrevido a abrirme este blog, un rinconcito donde poder escribir sobre mi pasión y no descarto que sobre otras inquietudes.

Mentiría si dijera que no me da vergüenza y miedo a partes iguales empezar este proyecto. Pero creo que dichos sentimientos solo consiguen que desaprovechemos oportunidades, y la verdad que en un futuro no me gustaría arrepentirme de no haber hecho lo suficiente para llegar hasta donde quiero. Así que espero que si has llegado hasta aquí decidas quedarte a descubrir lo que tengo que ofrecer y te contagies de la ilusión con la que estoy decidida a compartirlo.

lamordaza.com

Tenemos criterio, pero no sabemos dónde

Treinta y seis y subiendo

Cómo llegar a los 40 y no morir en el intento

El trastero de la memoria

El ansia sobre opinar sobre un tema siempre ha sido mi punto fuerte. Aquí iré publicando artículos de opinión sobre diversos temas. Sin más. Disfrutad.

Blog de moda y belleza

Todo lo que necesitas para cuidarte

Entre Libros

Blog literario

félix molina

arte y literatura

Lula, Loló, Ren y el planeta

La bitácora de una mujer que busca darle sentido a su vida a través de la escritura y la crianza.

alpie

revista digital

ENA(MODA)TE

Moda, música, arte,reflexiones, más moda...si quieres contagiarte de la ilusión con la que voy a compartir mis pasiones estás en el sitio correcto.